lunes, 21 de enero de 2013

Vuelta a la vida (Lufi 9'1 partido)


Todas las tablas que hago o restauro tienen mucho de sentimiento, llámalo cariño, pero noto que todas se llevan algo de mí, todas tienen una historia detrás que hace que me apasione lo que hago y disfrute tratándolas como si tuvieran algo que contarme y ahí estoy yo para escucharlas.

Se trata de un longboard progresivo Lufi 9'1 x 22'' 1/4 x 2'' 1/2, del surfer más progresivo de longboard de Valencia. Como se ve por las medidas, le gustan los longboards finos y estrechos, tendrías que ver el grosor del tail y el nose. Son más finos que un shortboard!

La historia de esta tabla es realmente triste. Todos sabemos la ilusión que se pone cuando encargas una tabla nueva y las ganas que se tiene de probarla y disfrutar con ella (las tablas también lo notan). Pues se fué de viaje a Francia, y en su segundo baño ¡ZAS! Las orilleras francesas que no perdonan.


Resulta que se rompió de una forma muy mala, y por un sitio critico, se deslaminó gran parte del bottom hasta la punta, afectando a la vez a los logos. Debido a la gravedad de la rotura se quedó bastante tiempo a la sombra en un garaje de playa a la espera de un final mejor.

Por cosas de la vida nuestros caminos se encontraron y la acogí con la idea de curarla y devolverle a la vida. Ya que una tabla tan bonita se merece algo más que dos baños.


Para acometer esta reparación, lo primero fue quitar los trozos de fibra y foam sueltos y limpiar la zona de unión para que acoplasen las dos partes. Como la madera estaba astillada tuve que lijarla para que encajase. Para darle rigidez y que no volviera a partir le encajé unas tablillas a los lados envueltas en fibra y los uní con resina.


Muy importante a la hora de reparar una tabla partida es asegurarse de la perfecta alineación de las partes. Que el alma este perfectamente recta y que se mantenga la curvatura del roquer original, si no, por muy bien hecha que esté la reparación, no valdrá para nada, ya que la tabla no funcionará correctamente en el agua.

Por otro lado está el tema de que la rotura se produjo en un sitio muy malo, ya que está justo debajo de los pies y delante de las quillas, por lo que es una zona que estará siempre en contacto con el agua y si no se hace bien se notará al surfear. Ademas es una zona sometida agrandes esfuerzos, tanto al bombear como al girar, por lo que si no se refuerza bien se partirá por el mismo sitio.


Como he comentado, los logos quedaron dañados al deslaminarse. En la primera foto se ven como estaban. El logo de Lufi tenia un trozo de fibra suelto que al quitarlo se llevó las letras y parte del dibujo (en la foto 1 se ve la fibra deslaminada). 


1- Logos dañados. Toca quitar fibra suelta y lijar con mucho cuidado de no dañarlos más. 
2-Logos restaurados. Los logos se han pintado con posca respetando el diseño original. 
3- Logos con la fibra y el acabado puesto, a falta de lijar y pulir.


Debajo se ve el deck con los parches de fibra puestos. En un principio no iba a pintar, pero no me gustaba como quedaba (se veia mucho la grieta), por lo que terminé pintando las franjas verdes y amarillas.


Deck con las franjas pintadas y el acabado puesto.

Acabado por la parte de abajo.


Después toca lijar y lijar, primero en seco y luego con lija de agua.



Por último se pule todo bien y este es el resultado:





Si, se le ven las cicatrices, pero detrás de cada cicatriz hay una historia que contar y eso la hace más humana.

Espero que ahora dure más tiempo surcando las olas y reventando los picos de Valencia y de más allá.

Rider: Jose Luis "El Progresivo"

Para terminar, un video donde sale Ben "Skin Dog" Skinner, campeon de Europa de Longboard.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ché tú que artista!!!

Tavo

nazca dijo...

Rafa... estoy alucinado de que hayas podido devolver a la vida a esa tablita. La verdad es que no me lo puedo creer. Tenemos que vernos y te paso los estabilizadores y la quillita que llevaba la tabla para que puedas re-desvirgarla de nuevo el primer día de olas decentes. Eres un crack jajajaja. Ahora que has surfeado algo con el BING, ... cuando pruebes esta, veras como notas las diferencias.

radesega dijo...

Quería haberla probado este fin de semana pero no han acabado de entrar bien, y ahora tengo un mono de esa tabla que te cagas, jajaja.

Te daré un toque el próximo día que me vaya a meter.

Gracias!

P.D: Ha sido la reparación más bruta que he hecho nunca, jeje.

Anónimo dijo...

Ey Rafaaaaaaaaaaaaaaa,
eres el mr doctor de las tablitas rotas jejejeje que crack....
un saludo de Alemania
Tamy

Nolillo dijo...

joder, un muy buen resultado!! bajo ojos inexpertos claro, pero me parece alucinante, la verdad es que siempre que veo arreglos de estos (tabla partida por la mitad) pienso,__ ¿y eso cuando te subas justamente encima de la raja no se parte?. Que buena idea lo de las dos tablitas del alma. imagino que a las tablas les pasa como a las personas. Una vez que se recuperan de que se les haya partido el alma justamente ahí es donde se hacen mas duras.


Estadísticas