lunes, 7 de enero de 2013

Todo Por Un Puñado De Olas Perfectas



Estas Navidades acabé de leer el libro de Miki Dora, en la edición en español publicado por los chico de The Fishbone Proyect: TODO POR UN PUÑADO DE OLAS PERFECTAS, de David Resin.

Es un libro de 551 páginas muy ameno de leer, que narra la vida de unos de los surfers más influyentes en la cultura del surf, mediante anécdotas o historias contadas por la gente que lo conoció.

Decidí comprármelo por que si bien conocía la figura de Miki Dora como surfista, no sabía su historia y quería conocerla de primera mano.

Antes de nada decir que como surfer no tiene comparación, tenía una forma innata de surfear, leia la ola como nadie y hacía lo que quería con ella. Pero una cosa que me ha sorprendido es que muchos lo ensalzaban, y lo ensalzan, como un ídolo, un Dios o un ser superior sin reparar en el Miki Dora persona. Como persona me parece un pirata, un mentiroso compulsivo, un egoísta y un timador, alguien con quien preferiría no cruzarme por su camino. Pero parece ser que como surfeaba como los ángeles la gente le perdona todo, y solo toman de él lo que les interesa para usarlo como bandera del anti-sitema (eso mola mucho) y que hacia lo que le daba la gana. Creo que se podría haber ganado la vida de otra forma sin perder esa "libertad" con la que dicen que vivió toda su vida. Yo prefiero otra clase de ídolos.

Como conclusión, un buen libro que no debería faltar en las estanterías de aquellos que les gusta el surf y su historia.


4 comentarios:

Mr. Gee Beaumont dijo...

Hola valenciaplato,

Comparto contigo la reflexión que haces de Miki Dora... Efectivamente, está claro que Miki Dora repartió mierda durante toda su vida a diestro y siniestro (estoy convencido que a nadie de nosotros nos haría gracia sufrir ninguna de las perrerías que hizo por ahí...).Está claro que lo de buena persona, más bien le queda alejado...

Pero también creo que se pueden ver otros matices en el libro, como el hecho de que las personas no son 100% buenas o malas, sus actos (buenos o malos) son los que las definen, y más allá de los aborregados adoradores superficiales de su surf y su "mito", en Miki Dora también había algo de niño abandonado, algo de ternura / bondad, algo de amistad / humanidad, o como se le quiera llamar..., Pero es cierto que eso era algo que él siempre se empeñaba en esconder, y estoy convencido de que muy, pero que muy pocas personas de las que hablan en el libro, conocieron ese lado más "amable" o "humano" de Dora. Eso sí, una juerga con él tenía que ser divertida de narices...

radesega dijo...

Te doy la razón. Lo que pasa es que esa parte de pirata y timador muy pocos la cuentan (o yo no la conocía tan a fondo) y conforme iba leyendo me iba quedando más flipado, y hasta parece que haga gracia por que lo hacia El Gran Miki Dora.

Como dices el libro está lleno de matices y de historias de las cuales se puede aprender mucho, y como todos, tenia una parte buena y otra mala, pero creo que la mala acabó comiéndose a la buena.

Desde aquí agradeceros el curro de sacar esta edición en español y espero con ansias esos nuevos proyectos que tenéis entre manos...

Salu2!

Mr. Gee Beaumont dijo...

Ok,

Lo dejamos en 80% de mala leche, y 20% de buen tío... :-)

Sí, sí, en breve más libritos... 2 casi acabados y 2 o 3 más en el limbo...

Anónimo dijo...

yo e leído el libro ypiensso lo que izo de su vida es totalmente sorprendente es verdad lo que dice y este libro a mi criterio es bastante peligroso si cae en mano de una persona inestable que no tenga la cabeza en su sitio es tan real lo quel dice si travajas en la Ford aciendo coches como churros que recompensa tienes a llegar a los 65 anos tu jefe se puede hacer un paracaídas de 100miliones de dólares con tu esfuerzo tu mujer te la puede pegar con el lechero a tu ija le pueden hacer un bombo y a tu ijo se puede unir a una banda de delicuentes todo esso es mierda el rechazo el sistema y se alejo de la sociedad en 2 palabras cuando uno coje vacaciones va a la playa hacer surf se termina las vacaciones y cada uno vuelta al trabajo y la rutina miki dora vivio ese eterno verranno durante toda su vida el decía si travajas no puedes hacer surf


Estadísticas