lunes, 3 de octubre de 2016

Longboard partido, longboard unido.


Esta es una reparación de un longboard partido que llevaba 7 años esperando a ser reparado. Por arriba parece un corte limpio pero tenía toda la punta deslaminada, fibra levantada en la otra parte y el foam sucio y con algún agujero.



En longboards y en tablas rotas por zonas delicadas me gusta reforzar el alma entablillandola por ambos lados.

Lo más importante en una reparación por rotura es no modificar el roquer de la tabla, por lo que antes de hacer nada uno las dos partes controlando que la unión y la transición sea perfecta.





Una vez unidas las dos partes preparo las superficies quitando la cera, saneando foam, lijando bien la fibra y quitando los trozos sueltos de fibra.


Cuando tengo todo limpio, lijado y bien nivelado toca sacar la vena artística y pintar intentando disimilar un poco la reparación. En este caso la parte de arriba coincidía con un dibujo de flores y el pinline. Por debajo debido a que el foam estaba sucio lo pinté todo con un tono un poco "amarillo/crema", lo que yo llamo color foam envejecido, ya que si lo pintas blanco el cante es monumental.


Una vez pintado se lamina se le da el engrose y el acabado, se lija y a disfrutar como el primer día.









2 comentarios:

Antonio dijo...

Flipo, que grande eres...
pero que grande.

radesega dijo...

Gracias Toni!


Estadísticas