lunes, 4 de febrero de 2008

Entrevista a Jack Johnson

Es sabido por todos los que me conocen mi debilidad por el maravilloso músico y surfista Jack Johnson(a nivel musical y surfístico, no vayais a pensar que soy gay). Y al ver el artículo publicado por surf30 y aprobechando que este més Jack Johnson saca nuevo album : Sleep Through the Static, no he podido evitar el copiar y pegar el artículo entero (por gentileza de la magnífica páginde surf30)



De como Jack Johnson pasó de surfer a superstar

La primera vez que Jack Johnson realizo un contacto visual voluntario conmigo fue la cuarta vez que quedamos. Unos cuantos vasos de vino perdidos por su garganta hicieron que se convirtiese de reservado a discreto. No es que sea antipático, es tremendamente educado, es solo que quizá sea la estrella más tímida que existe sobre la faz de la tierra. En una gira relámpago para publicitar su quinto álbum, Sleep Through the Static, Johnson comenta que lleva mejor el manejar a todo el circo mediático, aunque reconozca que prefiere nadar bajo una piedra que hacer una entrevista. Solo se siente a gusto con sus amigos de toda la vida como su manager, Emmett Malloy (pruductor de Thicker Than Water), o con Matt Costa, otro cantante. Pero incluso cuando está con ellos tiende a evitar las risas.(continua...)

"Solía ser tímido hasta el punto en el que me sentía inseguro al caminar por un restaurante lleno para que me pusieran en la lista de espera," comenta Johnson. "Ha estado bien el terminar con aquel miedo escénico. Antes no podía leer algo ante la clase, era horrible en las presentaciones orales y todavía sigo siendo muy malo, pero por lo menos ahora no siento que mi corazón va a explotar cada vez que hago una entrevista. Al principio apenas podía hacer algo, estaba demasiado nervioso. No pasa nada por ser tímido, es como soy, pero me gusta que pueda superarlo, sobre todo ahora que soy padre. Miro la cosa de la música y las maneras en que me han ayudado a salir de esa inseguridad. Pero esto también me ha traído la mayor parte de otras inseguridades."


"La cosa de la música" consiste en como un hawaiano, surfista profesional, ha conseguido vender más de quince millones de discos (solo su último trabajo, In Between Dreams, ha vendido más de 1.3 millones de discos solo en el Reino Unido) y colgar el cartel de "no hay billetes" en todos sus conciertos. Cuando conocí a Johnson en el 2005, era una figura de culto que esperaba ser descubierta. Ahora sus acordes resuenan para todo el mundo, no solamente para sus fans surfistas.

La naturaleza de Johnson está reflejada en su música. El siempre entendió instintivamente que no hace falta gritar para ser escuchado. La simplicidad de sus ritmos, su lentitud, solo un par de guitarras, un bajo, un poco de batería y teclado, con su voz rítmica delante de la mezcla. Es la firma de su sonido, así que incluso cuando homenajea a Ennio Morricone (en su nueva canción They Do They Don’t) y a JJ Cale, o se insinúa jamaicano (una intrigante mezcla híbrida entre el reggae y la música tradicional hawaiana), solo puede ser Jack Johnson.

Mientras su nuevo CD suena en el restaurante, se oye a alguien maldiciendo porque esperaba a Led Zeppelin. Bromeo con él diciendo que ha puesto el volumen del amplificador al máximo. "Es bastante injusto, en lo que a mi se refiere" comenta. " Cuando hemos tenido la oportunidad de que las cosas suenen como sonaban antes, o hacer algo ligeramente diferentes, hemos tratado de aumentar la diferencia. Cuando dudamos, subimos a cuatro en vez de bajarlo a uno.

"Algunas de sus nuevas canciones, incluido su primer singles, "If I Had Eyes", están inspiradas en su hijo mayor.

(Johnson pide que no se diga su nombre). "Una vez, mientras estaba tocando la guitarra, mi hijo me hizo una pregunta y no le oí. Me volvió a preguntar y no le oí. Me preguntó si me pasaba algo y yo le dije que nada, que solamente estaba soñando despierto y él me dijo: No vuelvas a soñar despierto, papá". De ahí viene esa canción.

El génesis de la canción "What You Thought You Need" fueron los cuatro meses que Johnson y su mujer, Kim, pasaron haciendo turismo por Europa con una vieja furgoneta WV después de que se graduasen en la universidad. "Losing Keys" su canción más política, se inspiró en lo que decían dos pegatinas que tenía en el parachoques delantero: "Una decía apoya a nuestras tropas, y la otra Jesús te ama. ¿Qué pensaría Jesús si leyera esto?" Enemy, que en un primer momento parece una bonita balada sobre una ruptura trata en realidad sobre un hombre que acusó a Johnson de intentar quemar su casa. "Comencé a tener sentimientos de odio sobre esa persona que ni conocía y tenía que resolverlo. Una línea lo resume: "Solamente porque pienses que soy tu enemigo no hace que seas el mío."

"Todos los temas acerca de rupturas están basados en amigos" continua. "Todas las canciones de amor están basadas en Kim.

"Kim es más que un amor en su vida. Es su musa, su caja de resonancia y, quizás, el guardián de su conciencia. "Conocí a Kim en mi primera semana en la Universidad de California, en Santa Barbara, los dos teníamos 18 años. Fue un típico flechazo a primera vista, pero fue verdadero. La primera semana fuera de las alas de mi madre volé bajo las alas de Kim. Ella ha sido siempre mi editora. Cuando empecé a escribir canciones, ella era la primera persona a quien se la tocaba, incluso cuando solamente tenía una línea. Ella es una gran amante de la música y me abrió a otro tipo de músico, como Aretha Franklin u Otis Redding."

"En Hawaii solo había una cadena de radio en mi lado de la isla. Era una cadena universitaria, así que tenía un poco de todo, desde jazz a música tradicional hawaiana, música indie o punk rock. Kim me cambió a los Beatniks, Kerouac y Allen Gins-burg, y me guió en mi lectura en la universidad."

Johnson cogió la guitarra en serio solo después de una tremenda caída en la famosa izquierda de Pipeline que le dejó un recuerdo de 150 puntos y unas nuevos dientes delantero. Aunque siempre tuvo la intención de ir a la universidad, el también ambicionaba ser actor. Después de su graduación, el y su amigo Emmet Malloy viajaron alrededor del Atlántico, del pacífico y del Golfo de Bengala, haciendo una película de surf, Thicker Than Water (1999). Johnson era el protagonista, y solo añadió su música en el último momento. Su primer álbum, Brushfire Fairytales (2001), fue grabado en seis días para satisfacer a los admiradores que pedían su música.

"Acabamos poniendo solo mis canciones y las bandas sonoras a los videos de surf," declara, "Era una especie de pseudo-marca para tener el control de nuestras cosas." Cien mil copias después, se encontró siendo el telonero de Ben Harper y recibiendo llamadas de compañías de discos. "Encontré un libro que decía que necesitaba a un representante, así que llevé a Emmett. De alguna forma se encontró cómodo en ese puesto.

"El trato que cerró con la Universal fue que él tendría su propia marca y control total. Brushfire había lanzado nuevos discos de Matt Costa y The ALO (Animal Liberation Orchestra, cuyo teclista, Zach Gill, también tocaba en el grupo de Johnson.) "La última cosa que quería ser era ser el presidente de algo" asegura Johnson," pero algunos amigos me pidieron ayuda para publicar sus discos. Emmet y yo éramos un par de cabrones con suerte, así que sentí una especie de ... no lo llamaría responsabilidad, pero estaba realmente contento de poder ayudar a otros grupos a tener su pequeña porción de suerte. Así que lo repartíamos al cincuenta por ciento. La marca es un trabajo por amor, algo que no se hizo para ganar dinero, no esperábamos ganar nada.

"Johnson admite que su popularidad le permite encender una luz sobre los temas que le interesan, y él practica lo que predica. Kim controla el Hawai Kokua Foundation, que educa a niños sobre temas de medioambiente, donde Hawaii tiene un triste record. Los autobuses y camiones que usa en sus giras funcionan con biodiesel y dona una "buena parte de sus beneficios" a proyectos y causas medioambientales. Su álbum Static fue grabado en su nuevo estudio, Solar Powered Plastic Plant, nombrada en la última línea de una canción.
Tiene un problema con la gente que mal gasta comida, eso le viene de cuando era niñó. Una vez pidió insistentemente un perrito caliente y patatas fritas, y, después de que su padre se lo obligase a comer entero, se puso "extremadamente enfermo". "Eso me enseño una lección sobre lo mucho que había pedido, y después de eso me aseguré de no malgastar comida." Johnson ha sido vegetariano estricto durante años. "Una vez, estaba de gira y comí unos nachos de pollo asquerosos. Dos días después veía todo el autobús lleno de pollos decapitados, con alas y patas desparramándose por todos los lados. Eso me hizo vegetariano. Ahora ya no soy tan estricto. Si alguien me invita, me como lo que me sirvan. Aunque si veo un trozo de carne en la basura pienso 'que desperdicio de vida'. Es mucho más respetuoso comerte el animal y que esas calorías sean parte de ti."

"Mis padres me inculcaron que, si tienes algo, tienes que compartirlo con los demás. Pero no quiero sentirme obligado a hacer las cosas. Lo dejaría todo si lo negativo pesara más que lo positivo."A diferencia de muchas estrellas, no me da ninguna razón a dudar de él. El no es un tipo de los que va con seis guardaespaldas detrás. Las camisetas y sus pantalones cortos son tanto su uniforme, que me pregunto si tiene alguna camisa de cuello.

"Hay veces que la gente me reconoce, y se me hace agobiante," comenta. "No puedo sentirme cómodo en un restaurante si veo que alguien me está mirando. Aunque sea un tío bastante discreto, no parezco un famoso. La forma como visto no está diseñada para llamar la atención, así que muchas veces no se me reconoce en absoluto, entonces pienso que la fama se ha ido y me pongo a patalear." Hace una pausa, y sonríe abiertamente para asegurarse que he pillado la broma.

Para Jack Johnson, el surfing es lo verdaderamente importante en su vida, más importante que su carrera musical. "Probablemente hubiera sido feliz sin haber grabado una sola canción mientras pudiese surfear. No viajar o no grabar, esas cosas podría decidir no hacerlas por un tiempo. Pero si no surfeara pensaría que tengo un serio problema. Me encanta el surfing. Le proporciona equilibrio y armonía a mi vida. Después de un viaje como el de esta loca semana, me iré a casa y surfearé, y será como poner el contador a cero que me devolverá a la normalidad".

"El surfing te hace sentir, por un momento, que no eres humano. Puedes hacer cualquier cosa cuando estás sobre una ola, elevándote sobre el océano." Pero hasta Jack Johnson tiene que salir del agua.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

2 comentarios:

Lyradian World dijo...

Gan reportaje tio!

Yo al igual que tu comparto la filosofia de este hombre al 100%. En lo respectivo al surf y a la forma de vivir.

Que gran persona.

erika dijo...

Muy buena informacion, solo con escuchar sus canciones se puede reconocer que es una gran persona.


Estadísticas