lunes, 19 de septiembre de 2016

Una buena reparación



Hace tiempo reparé un longboard partido por la mitad. No era una reparación sencilla por varios factores:

-Había partido por el peor sitio, justo donde se pone el peso del surfista y la tabla recibe más presión.
-Era un longboard y progresivo. Laminado como una tabla corta y 2'' 1/2 de grosor.
-Y se había deslaminado gran parte del bottom.

Mantuve el mismo laminado, lo único que le añadí fue un refuerzo en el alma poniendo dos maderas a los lados.

De vez en cuando me lo veia en el agua, el tío estaba encantado con el longboard, le iba muy bien y no le había dado ningún problema. Yo de coña le decía: " Si se rompe otra vez será por otro sitio, jajaja"

Lamentablemente así  a sido, a final de agosto me entero que en un viaje a Francia se le volvió a partir en una orillera fuerte.

Enseguida me puse en contacto con el para ver como había pasado. Y bueno, dentro de la putada de que a un amigo se le rompa una tabla, me quedé con el consuelo de que había partido por otro sitio distinto al de la reparación.

La reparación que le hice podeis verla AQUÍ

Y debajo las fotos del longboard partido a finales de agosto.




No hay comentarios:


Estadísticas