viernes, 8 de abril de 2016

La alegría de hacer una tabla

Precisamente, cuando decido dejar de coger pedidos de tablas. Va uno y me alegra el día de esta manera.

Estos son los wassap que me ha mandado.

"Buenos días, llevo unos cuantos baños y esta tabla es perfecta, increíble como baja (un cohete), gira muy bien, me la llevé a Santander y flipé. He encontrado mi tabla grasiessss."

"Contra más pared mejor reacciona, a por el tubo, jajaja gracias Rafa."

"Super contentísssimoooo."

"Una caña de tabla"

"No se me quita la sonrisa de la cara recordando los cerrotes que me he bajado, ah y en Valencia también, pasa un buen día Rafa, te lo mereces" (y caritas con gafas de sol)

Y la tabla no era una tabla sencilla ya que nunca había hecho ninguna así. Este a ha sido mi primer kneeboard, y para hacerlo tuve que buscar información sobre medidas, distribución de volumen, situación del punto más ancho, colocación de quillas, bottom...

Y por lo que se ve al final acerté. Esto es lo mejor que te puede pasar cuando haces una tabla para alguien, su alegría es como si la viviera yo.

4 comentarios:

Antonio dijo...

me alegro, ahora a repensarlo, jjajaja. ánimo currante.

radesega dijo...

Gracias Toni. La decisión está tomada.

Anónimo dijo...

Rafa soy amigo de Vicente y pude probar la tabla, y no sabes lo bien que va, enhorabuena Rafa!!��

radesega dijo...

Muchas gracias. Me alegro un montón!


Estadísticas