jueves, 4 de febrero de 2016

PADI

 A veces tienes la suerte en la vida de conocer a buena gente. Personas que da gusto hablar con ellas... humildes, trabajadoras.  Esa clase de gente que si la ves por la calle no te llamarán la atención por sus pelos, sus ropas o por ir fardando por la vida. Pero cuando las conoces te das cuenta de lo que valen.

Oscar no lleva gafas, usa lentes. No mira las cosas, las enfoca. No parpadea, dispara. Y no le hacen falta filtros para sacar lo mejor de cada momento.

Lleva la fotografía muy dentro de él y eso se nota. Últimamente está recibiendo el reconocimiento a su trabajo en forma de premios tales como el QEP en el apartado de retratos (elegido por la Federación Europea de Fotógrafos) o Premio Fotografia Comunidad Valenciana en apartado fiestas populares, entre otros. Y es que cuando se trabaja con ganas y honestidad en aquello que te apasiona se nota, y tarde o temprano llegan los frutos.











2 comentarios:

Padi dijo...

Cabronazo,me has hecho llorar...muchas gracias por el reconocimiento,de verdad!

radesega dijo...

Me apetecía. Mi madre dice que cuando alguien hace algo mal hay que decírselo, pero cuando lo hace bien también.


Estadísticas