viernes, 8 de julio de 2011

Soul surfer

Un amigo me dijo, que conocía a un colega que dice que conocía a alguien que ha visto a un surfista un tanto peculiar. Dicen que es un ser extraño, una persona de figura espigada y pelo largo y ondulado de movimientos pausados y pasos alargados. Nadie lo ha oído hablar. Los que lo han visto aseguran que aparece antes de poder ver la luz del sol, como una figura borrosa entre los coche del parking de picos no muy conocidos o de entre los arbustos de algún secret spot...

Siempre lo han visto solo, con un neopreno oscuro con más parches que costuras, con tablas descoloridas de formas poco convencionales, sin pegatinas ni marcas legibles; a veces con dos quillas, otras veces sin ellas, pero casi siempre con tablas de una quilla alargada. Dicen que no conoce el invento o nunca se le ha visto con él, incluso en aquellos días de mucha mar en los que lo único que puedes hacer debido a tu nivel es sentarte en el acantilado a contemplar la fuerza del mar rompiendo sobre las rocas.

Sin hacer ruido se adentra en el mar como un gato andando por el canto de una valla oxidada... sin hacer más esfuerzo que el necesario llega al pico y se coloca en la parte de fuera buscando la ola buena de la serie, y con poco menos de tres remadas se posa sobre la tabla deslizándose como si fuera parte de la misma agua.

Se desliza por la ola silenciosamente sin desplazar más agua de la necesaria, sin espasmos y con movimientos fluidos... pero con una velocidad que le va secando el pelo en cada giro... cuando termina, vuelve al pico poco a poco, sin gritos, sin movimientos bruscos, con una sonrisa en la cara como dando gracias por cada segundo que pasa en agua aunque sea solo remando sobre su tabla.

Cuando cree que ya tiene suficiente, o nota la presencia de algún otro por la playa o acercándose al pico, espera su última ola, saluda con una sonrisa a modo de mueca y pilla la ola que le lleva hasta la orilla prácticamente sin mojarse los pies.

No se sabe por qué, pero siempre que alguien ve una sombra alejarse de la playa parece que las condiciones empeoran un poco con respecto a como estaba antes de entrar.

Salu2!
radesega.

7 comentarios:

pepito dijo...

COMO ME GUSTA :))))))) TODOS TENEMOS ALGO DE ESO ALGUNA VEZ .....

nietomiau dijo...

muy buenooooo

Tavo dijo...

Muy bueno Rafa.

Anónimo dijo...

Muy buen relato y puedo afirmar que este personaje aparece en cada playa donde rompe una ola en la infinidad de este y otros mundos. Desde Bs As. Argentina. Nicolas Di Yorio

Anónimo dijo...

las palabras bien...muy bien,la foto grande,muy grande! aveces sobra..pero esta vez es perfect

Anónimo dijo...

Bueníssimas palabras, yo creo que a todos nos gustaria ser ese hombre misterioso.
Gracias desde Eivissa!!!!

radesega dijo...

Todos buscamos algo de ese misterio. Disfrutar del surf simplemente por el hecho de que te gusta, y sin la contaminación de la sociedad consumista ni pendiente del que diran.


Estadísticas