viernes, 14 de marzo de 2014

Cuando el mono aprieta


Y es que cuando el mono aprieta, y encima tienes una tabla nueva para estrenar en la que hay depositadas muchas expectativas, haces locuras como estas. Surfearás menos de 45 min. pero debe de valer la pena.

6:30 de la mañana y ya en el parking, 9º C fuera y tu con el asiento del conductor tirado todo lo atrás que se puede cambiándote como buenamente puedes.


La foto de abajo se ve la tabla instantes antes de mojarse con agua salada por primera vez. Y como no...a tabla rara, funda rara.


Pues no se por donde empezar...en estos momentos lo estoy flipando. La tabla va de maravilla. La primera ola ha sido un espectálulo de sensaciones, subidón y recompensa todo mezclado en los poco segundos que ha durado la ola. Casi a oscuras, notaba como a tabla iba perfecta, donde yo quería... algunos me dijeron que la habia hecho un poco grande de medidas, y ayer, mirándola en casa tranquilamente pensaba que me había pasado, pero no es así. Pilla la ola muy fácil, saca velocidad al mínimo bombeo, y cuando le pisas para girar te responde clavándose en el agua como un snowboard y girando sin importar lo cerrado que quieras hacer el giro.

La final va a ser verdad y voy a tener la tabla del futuro, jeje.


1 comentario:

Antonio dijo...

A las 6:30 es muy fuerte....

Me alegro que funcione bien.

pero muy fuerte la hora, veías la tabla?


Estadísticas