jueves, 8 de agosto de 2013

Fuck longboard fuck shortboard


Hace tiempo que llevo escuchando comentarios de que me he vuelto longboarder, o que me he pasado al lado oscuro, que no tengo alma de longboard...

Simplemente quería dejar claro que me da asco el rollo longboard, igual que me da asco el rollo shortboard (entiéndase chikipro). Ni me he pasado a ningún sitio, ni surfeo distinto que antes. No busco ser más guay por mis tablas, ni parecer más surfer por ir con una o con otra... me gusta crear cosas con mis manos, me gusta el mar, me gusta surfear... todo lo demás son comidas de cabeza y chorradas lanzadas por las marcas del momento para vender más.(y alguno se lo cree)

Tal vez en el pasado no fui muy consciente de eso, pero poco a poco con los años te das cuenta de cuanta tontería hay por ahí suelta. Tanto a nivel longboard, como a nivel shortboard.

Es verdad que hay gente muy auténtica y apasionada con lo que hace y que vive el surf de una manera especial, y toda esa energia positiva la traslada a otros aspectos de su vida, esa gente si que merece la pena. Pero hay otros que se mueven por modas, por lo que se lleva en ese momento y que valoran más lo que tienes que lo que eres. Esa gente cuanto mas lejos mejor.

Que cada cual surfee con lo que quiera, que ya se encargará la ola de quitar y dar la razón.

5 comentarios:

surfox dijo...

El otro día en el agua, un colega y yo entablamos la conversación de siempre. Que si "como mola surfear con un long, deslizarse con olitas minúsculas etc ..", que si "anda que surfear con un fish bien retro subiendo y bajando suavemente por la pared y tal y tal ... ", que si "hombre pues un pincho con buen volumen en medio y girar en el puto labio tiene su aquel" y concluimos lo de siempre. "Si es que: si la ola es buena, la mar está glassy, la mañana presenta un sol radiante con cielo azul y la gente con la que estás en el agua es de tu agrado y se comporta, surfear mola con la tabla que sea, no es importante la marca, el precio, el modelo ni los colorines de temporada, surfear mola siempre si se hace "agustito" y en buena compañia. Cada uno tiene una preferencia o se acostumbra por perezoso a su spot cotidiano y amolda su tabla y su surf a este. Pero que no se nos olvide: SURFEAR MOLA, SIEMPRE Y CON LO QUE SEA y eso incluye puertas, mesas, ventanas, etc...

pepito dijo...

pensaba enrollarme pero con el comentario de surfox ya queda claro" SURFEAR MOLA, SIEMPRE Y CON LO QUE SEA y eso incluye puertas, mesas, ventanas, etc...", y a titulo personal tambien me dejo a cuadros eso del alma de longboarder,jajajaj me cago en diez tu ,, cuanto guru jajajaj,, a topeeeee

colin dijo...

mamonadas tio ... sigue con lo que estas haciendo y a los demas que les penetren el ojete (excuse me for my fuckin' language muahaha)

Si no tienes alma de longboard te doi una de madera fenolica de 9mm y si con eso no les basta pues el alma de 1.8cm que le puse al long que estoy shapeando.

que mas da que seas un pringabilly o un pro,mientras estes disfrutando las olas

como bien dijo surfox: SURFEAR MOLA, SIEMPRE Y CON LO QUE SEA y eso incluye puertas, mesas, ventanas, etc...

jajaja como me molo ese comentario. tanto me molo que lo voy a plagiar.

Joli´s Blogspot dijo...

Totalmente de acuerdo con todos los comentarios y con tu entrada. Cada dia queda menos gente limpia del mercado surfero mundial. Todos nosotros estamos influenciados de una u otra manera. Por lo tanto, reflexionemos sobre nuestro deslizamiento mental, ese deslizamiento que ninguna marca, industria, dinero... Puede apresar. Saludos. El mar manda, amigos, el mar manda.

Charly_vlc dijo...

Yo he llegado a la conclusión que en el surf hay gente amargada y que van de puretas, pero en realidad ya no les gusta el surf. Ya no disfrutan de estar en el agua cogiendo sus olitas y eso es muy triste. Yo siempre disfruto en el agua y me da igual que a alguien no le guste la tabla que lleve porque no es último modelo, o que mi neopreno ya este algo cascado de los baños que me he pegado o incluso que se rían de mi porque no me sale un giro y me vaya al agua.

Yo cada vez que cojo una ola siento la misma emoción que la primera vez y eso no me lo puede quitar nadie.


Estadísticas