miércoles, 9 de marzo de 2011

Remo SUP


Toni, un seguidor del blog, me comentó que se había hecho un remo para una tabla de windsurf con el fin de usarla como un SUP, y este es el resultado, dice que va muy bien.

A continuación fotos y explicación de Toni. 100% hand made.

El contrachapado viene de una tabla de kite que hice, tan cañera y pequeña que no iba más que con un castañón y mar plano, cosa que en Valencia no sucede mucho, por lo que la utilizamos una vez esperando una segunda oportunidad que le ha llegado en forma de remo.

El listón de madera que se puede comprar en cualquier mayorista de maderas, tenía una longitud de 3 metros pero de él se pueden sacar dos palos o mástiles.


Hay que tener en cuenta que los remos de SUP tienen en la parte de la pala una inclinación de 14 grados, además de eso las palas tienen una cara totalmente plana que da una gran resistencia en cada palada y la otra cara con ángulo, para cortar en la entrada al agua

En primer lugar hice la pala dibujándola sobre una cartulina, pasándola como plantilla sobre la madera, en este remo la pala tiene dos capas de madera, la segunda más pequeña que pegué sobre la primera.

Una vez pegados, y sabiendo que el palo o mástil o caña (no sé como se llama exactamente) tendrá 30mm de diámetro, esto es 30mm de ancho en la entrada a la pala, se realiza un corte interno ligeramente inferior de unos 28mm, rebajando los bordes de una cara de la pala con una cepilladora eléctrica (que le pides a tú hermano).

El listón de madera lo recorté primero a la medida 30 mm en el lado de 70mm, aprovechando el ancho extra de la parte inferior para dejar en la punta los 14 grados necesarios para la inclinación de la pala.




El lado de 40 mm lo rebajé para tener casi un prisma cuadrangular (creo que se llama así), en fin lo dejé cuadrado en su sección, teniendo finalmente un palo de 30*30*220.

Una vez el palo cuadrangular, le dibujé unas rayas longitudinalmente, que dividían cada uno de los cuatro lados en tres partes, dividiendo los 30mm por tercios, para recortar el mástil o caña de forma que quedara un octógono, o mejor dicho un prisma octogonal. A partir de ese prisma de ocho lados, lijando las puntas del octógono sale casi un círculo, que es el mástil redondo que buscaba.

El trozo de mástil que se ensambla con la pala lo hice con forma de cuña para darle más fuerza a la unión, por el mismo motivo el corte interno en la pala es de inferior medida que el grueso del mástil, para hacer la cuña contraria, aunque es muy laborioso y quizá no necesario.

La empuñadura, la hice con un sobrante tomando una trozo de 40*40 e intentado adaptar la forma de la mano al mango, quizá no hace falta tanta tontería, pero ya que me metía, hacía un remo más cómodo.


Lo ensamblé todo, no sólo con la resina sino también con fibra entre las partes ensambladas, empuñadura y pala, para darle más fuerza o mejor dicho, para rellenar los huecos que mi “fina mano de artesano” había dejado en algunos puntos de la unión.

Una vez todo ensamblado, con fibra de vidrio y epoxi, cubrí tanto la pala por los dos lados, como todo el mástil hasta la empuñadura, cortando la fibra, lijándola y pasando después por todo el mástil una capa de epoxi extra.

Total peso del bicho: 1.540 gr.
Total de largo: 220mm

Errores cometidos:

- Exceso de peso en la pala que corregí, parcialmente una vez ensamblado con el mástil, cepillando aún más la madera. En realidad sólo con una de las dos capas de madera hubiese sobrado porque al añadir posteriormente la capa de tejido de fibra de vidrio le das una fuerza extra que sobra para la pala.
- Exceso de grosor en el palo, mi mano es grande y quizá no lo noto tanto, pero para las manos pequeñas hay que tener en cuenta que cuando dejas la madera con un grosor de 30mm de diámetro, al añadirle la fibra de vidrio y la resina se añaden algunos mm más que provocan que el total de longitud de la circunferencia, que es lo que abarcará la palma de la mano, se agranda, además de que aumenta de peso por la madera y la fibra que podía haber evitado, haciéndolo más estrecho.
- Cuando decidí poner fibra en el mástil o caña, lo hice porque pensaba que podía partir, pero debí pensar que sólo la necesitaba en el centro y en las puntas donde se realiza lo que los técnicos llaman “momento de fuerza”, de esa forma, poniendo fibra únicamente en la junta del remo y la pala, después 80mm de largo en el centro (tomando como centro el punto de donde se va a coger el remo) y sólo un poco de fibra en la empuñadura hubiese sobrado, y por lo tanto el remo pesaría menos (y también hubiese lijado menos fibra).
- Incluso creo que si la fibra no hubiese sido tan gruesa el remo hubiese resistido igual, y lógicamente cuanto menos pesa la fibra menos resina absorbe y menos pesa todo el conjunto.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

1 comentario:

pepito dijo...

hola muy currao el remo ,pero no lo fuerces con las olas ,pues practicando el sup cargas todo el peso de tu cuerpo en el remo para conseguir meter tanto volumen el la pared y se parten si no son de carbono pues la flexiones que cogen son antinaturales y no es el primero de madera y de aluminio que veo roto ,para olitas y paseos de pm el de madera y sobre todo la pasta que te ahorras pues son carisimos ...un saludd2222


Estadísticas