jueves, 30 de julio de 2009

Realidad o ficción?

Ayer por la tarde pasé por una tienda y me puse a mirar tablas (como siempre), y vi dos que me gustaron mucho, una era un longboard y la otra una especie de egg de tres quillas, y me puse a pensar… que bonitas que eran, que bien acabadas, seguro que si las tuviera surfearía mejor y disfrutaría más… ¿Qué no me las compraré?

Y me puse a imaginar como sería pillar una ola con ellas y poco a poco me iba creyendo que necesitaba esas tablas para mejorar y disfrutar plenamente del surf, e inconscientemente fui pensando que las que tenía no estaban mal pero ya no daban más de si, que estaban anticuadas, con bollos…

Más tarde, volví a mi casa sin las tablas, por supuesto, y sin la intoxicación del reclamo de los colores brillantes de las tablas, de las luces puestas estratégicamente y de la música envolvente del ambiente y me dije… ¿por qué cada vez que veo alguna tabla en una tienda me dan ganas de comprarla y probarla? ¿Que nos incita a tener ese impulso acaparador? ¿tal vez la falta de olas? Por que cuando estoy surfeando y pasándomelo bien no se me ocurre ir a comprar una tabla, ni un leash nuevo, ni unas quillas… ¿tal vez una semana mala en trabajo y el comprar algo sea como la vía de escape?

No lo sé, pero seguro que si cogiéramos una de esas tablas que tenemos, le quitamos la cera, le damos una lijadita, la pintamos y la colocamos en una tienda nos atraería más que si la vemos tirada en el cuarto como esperando a que una ola la parta.

Muchas veces ponemos ilusiones en cosas que no son del todo reales, y la imaginación nos hace ver cosas que no son del todo ciertas. “si tuviera esa tabla haría unos aéreos impresionantes”, “con esa tabla me metería unos tubos en el norte…” “Puff, con esa cogeré todas las olas” y mientras lo piensas te vas imaginando como agarras el canto en el aire, como pegas la mano en la pared de la ola, o como eres el rey del pico pillándolo todo.

La verdad es que esas tablas no van ha hacerte mejor surfer, seguramente te la compres, disfrutes unos meses, y al poco tiempo ya estés pensando en la otra tabla que viste en el escaparate, ya que tendemos a pensar que la culpa es de la tabla y no de que estás en baja forma, de que no entras al agua a disfrutar, sino a competir o simplemente tienes unos límites lógicos por no ser pro.

Por eso va bien, de vez en cuando, pararte a pensar y plantearte algunas cosas, que parecen sencillas, obvias, pero que no lo son tanto, ya que no todos pueden verlas.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay mucha sabiduria en lo que acabas de decir compañero.
Luis

Anónimo dijo...

mas razon que un santo !!!
hacia tiempo que no escuchava verdades tan grandes i esque muchos nos pensamos que por tener una tabla nueva vas a surfear mejor i muchas veces surfea mejor el que peor tabla tiene al que tiene ai la ultima recien salida

caarlos...corxero

BigZ dijo...

jejeje! mas de uno nos hemos sentido identificados con lo que dices... hoy en el bañito de aficion de ultima hora lo comentabamos...

yo creo que forma parte del surf, y que los surfistas del Medi tenemos esta caracteristica acentuada porque tenemos mucho tiempo para pensar entre olas...

tambien pienso que la tabla no hace al surfer, pero ayuda, en mi caso particular creo que no he sabido elegir bien mis tablas hasta hace bien poco, y algo si que han frenado la evolucion de mi surf... eso si, cuando encuentras una tabla magica con la que te entiendes, progresas, disfrutas... da miedo hasta cambiarla... y ya no te digo si se "muere", el resto de tu vida buscando otra igual, cosa que fisicamente es casi imposible... (hay un articulo en una surfer rule de un shaper de slash que definene a la perfecion este concepto)... aunque por otro lado esta el concepto de quiver, con el que no acabarias nunca de comprar tablas...

resumiendo, es la pescadilla que se muede la cola... jejeje! con mencion especial a nuestras parejas, que son las que aguantan estoicamente todas estas "pajas" mentales... jajaja!

un saludo!

Anónimo dijo...

AMEN

NO sólo es aplicable al "terreno" surfero...Ese alivio o satisfacción q se siente cuando haces una compra,una un poco cara y caprichosa;suena una bocecita de "q buena compra",te la mereces...Como si trataramos de yenar un hueco,taparlo con un parche,por una semana mala de trabajo como dice radesaga o por lo q sea.Y luego te arrepientes porq realmente en el fondo sabes q no se necesita.
Gracias

pepito dijo...

la magia y la chispa no esta en el shape de una tabla ,ni en sus colores ,si no en los pies del que la surfea..lo demas es secundario ,da igual una tabla pro model que una puerta de nevera !!!!!!yo solo me he comprado 2 tablas nuevas en mi pequeña vida surfera y lo que mas me me gusta es restaurar y surfear ..ah los eggs tri fin funcionan de maravilla !!!!!!

Bam_vlc dijo...

Estais muy filosoficos cabrones.

Yo llevo surfeando con la misma tabla desde hace 2 años, y la verdad es que he evolucionado bastante y me ha entrado la vena de cambiar de tabla y en cuanto reuna un poco de pasta la cambio.

pepito dijo...

bammm a ti te hace falta antes que eso repararte bien la tabla ..en casa del herrero cuchillo de palo ..porque la tienes hecha un cirio jajajajaja(rey de la saltada simpatica )

Anónimo dijo...

En que tienda era? necesito un long....

Gustavo Olivé dijo...

que lindo que es el Surf


Estadísticas